Make your own free website on Tripod.com

La que hoy pasó muy agitada
   
   

¡Qué tarde regresas!... ¿Serán las benditas
locuaces amigas que te han detenido?
¡vas tan agitada!... ¿Te habrán sorprendido
dejando, hace un rato, la casa de citas?

¡Adiós, morochita!... Ya verás, muchacha,
cuando andes en todas las charlas caseras:
sospecho las risas de tus compañeras
diciendo que pronto mostraste la hilacha…

y si esto ha ocurrido, que en verdad no es poco,
si diste el mal paso, si no me equivoco
y encontré el secreto de esa agitación…

¿Quién sabrá so llevas en este momento
una duda amarga sobre el pensamiento
y un ensueño muerto sobre el corazón?