Make your own free website on Tripod.com

Canción
   
  La vi en su fiesta nupcial,
Presa de intenso rubor
Auque reinaba, triunfal,
En torno suyo, el amor.

Rutilaban como estrellas sus pupilas. Pesaroso,
Contemplé extasiado en ellas
Cuanto en el mundo hay de hermoso.

El pudor que el rostro inflama
Sólo es pudor virginal,
Pero a su hechizo fatal
Brotó más fuerte la llama

En el pecho del que un día
La vio presa del rubor,
¡auque en torno suyo había
un mundo lleno de amor!